El método FIFO en la valoración de stock de un almacén

Cuando hablamos de los distintos métodos para gestionar correctamente un almacén no se puede pensar en fórmulas inamovibles o estándar que vayan a resultar viables para cualquier situación. Sin embargo sí que existen algunos procedimientos como el Precio Medio Ponderado, el LIFO y FIFO que suelen ser muy utilizados ya que pueden ayudar a solucionar gran parte de las necesidades a la hora de realizar una valoración o un inventario de qué es aquello que contiene nuestro almacén. En este artículo nos vamos a centrar en el método FIFO.

Qué es el método FIFO

El método FIFO adquiere su nombre en las siglas en inglés de First In First Out (Primero en Entrar Primero en Salir). Es decir aquello que primero ha entrado en nuestro almacén debe ser aquello a lo que primero se le dé salida. Es uno de los métodos de gestión logística más utilizados cuando se manipulan productos perecederos, ya que busca evitar que los productos alcancen su fecha de caducidad en nuestras instalaciones y de esta manera se reduzcan nuestras pérdidas por este motivo.

Cómo se valora un almacén mediante el método FIFO

Una parte importantísima para llevar un buen control de inventario de nuestro almacén es conocer exactamente cuál es el valor de nuestra mercancía. Esta valoración es algo que habitualmente necesitaremos de cara, no solo a optimizar nuestros procesos logísticos, sino también para cumplir con la legislación en materia contable. Para ello es necesario tener siempre correctamente registrados una serie de parámetros:

  • Fecha de adquisición o venta de nuestros productos
  • Número de unidades vendidas o adquiridas
  • Precio de adquisición de cada unidad

Con estos datos elaboraremos un documento (lo más habitual es contar con un programa informático que lo genere de manera automática) en el que quede reflejado cada movimiento de entrada o salida de nuestro almacén.

Método FIFO para la valoración de almacenes

Entradas de mercancía

Cada entrada de productos en nuestro almacén quedará reflejada en una doble columna en que se refleje la cantidad adquirida y su precio de compra. El producto de ambas cantidades nos dará el valor de esa mercancía en nuestro almacén.
Para conocer el valor total de nuestro almacén basta con sumar las cantidades resultantes de cada nueva entrada.

Salidas de mercancía

Cada vez que se efectúe una salida de productos de nuestro almacén la iremos descontando de aquella partida más antigua, pasando a la siguiente en el tiempo en el caso de que no haya suficiente producto para completar la salida.
El valor de nuestro almacén en ese momento será el que resulte de sumar la cantidad que nos quede de las partidas restantes a su precio correspondiente.

De este modo lo importante a la hora de realizar una valoración de nuestro almacén según el método FIFO no será el precio de venta, sino el precio al que compramos en su momento la mercancía.

4 Respuestas a “El método FIFO en la valoración de stock de un almacén”

  1. Pablo_jimeeno

    Me ha encantado 😍😍 ¡muchísimas gracias! ☺️

  2. Rocio Nieto

    Genial, lo he entendido genial. Muchas gracias!

  3. Laura

    Lo he entendido a la perfección! Muchas gracias por el vídeo!

  4. RICHARD

    Excelente informacion !!

¿Quieres comentar algo?

¿Tienes alguna pregunta sobre el artículo? ¿Te gustaría aportar información sobre el artículo? ¿O simplemente te gustaría darnos tu opinión? ¡Por favor, siéntete libre de decir lo que piensas!

Recuerda ser respetuoso con el resto de participantes siempre. Tu dirección email no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.