Nearshoring y onshoring: significado e impacto en el sector logístico

En los últimos años las empresas han adoptado estrategias de externalización de operaciones con el objetivo de obtener una posición competitiva en un entorno globalizado. La contratación de servicios a terceros proporciona a las empresas numerosos beneficios, tales como la disminución de costes fijos y la posibilidad de enfocarse en su núcleo principal de actividades al externalizar aquellas secundarias.

Diferentes modelos de externalización

Los avances tecnológicos en la última década han permitido que las compañías puedan externalizar sus servicios a proveedores situados dentro o fuera de sus fronteras: lo que se conoce como nearshoring o, la otra modalidad, onshoring.

Nearshoring hace referencia a la estrategia industrial que traslada fábricas y producción a otros países cercanos geográficamente. Esta práctica experimentará un aumento significativo en toda América Latina durante 2024, con México como uno de los principales beneficiarios. Esto se debe a la disrupción del mercado chino con el estadounidense y los potenciales beneficios del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). El nearshoring ofrece ventajas significativas ya que la proximidad geográfica facilita la comunicación, reduce los tiempos de respuesta y favorece una mayor alineación cultural entre las partes involucradas.

Por otro lado, el onshoring implica la relocalización de la actividad empresarial dentro del mismo país donde se encuentra la empresa contratante. Aunque puede resultar más caro en comparación con el nearshoring, este ofrece beneficios como la cercanía física, la facilidad para coordinar actividades y la capacidad de mantener un mayor control sobre la calidad y la seguridad de los servicios subcontratados.

Consecuencias logísticas

Ambas estrategias tienen un impacto significativo en la logística de una empresa. La reconfiguración de la cadena de suministro implica la necesidad de evaluar y ajustar las redes de distribución, los sistemas de transporte y la gestión de inventarios.

En este contexto, Stock Logistic destaca como un transitario y operador logístico internacional que ofrece una amplia gama de servicios, incluyendo transporte marítimo, aéreo, terrestre, almacenaje y servicios de aduanas. La empresa, que forma parte del holding empresarial Grupo Alonso, se compromete a proporcionar un rendimiento eficiente y efectivo, ajustándose a los estándares más exigentes. Su presencia y enfoque abarcan diversos mercados internacionales, entre ellos el asiático y el latinoamericano, consolidándose como un facilitador estratégico para las empresas e industrias que buscan optimizar sus operaciones logísticas en estas regiones.